Los desarrolladores del popular formato JPEG, cuya sigla significa JOINT PHOTOGRAPHIC EXPERT GROUP, han anunciado una variante de éste, el P-JPEG (Protected JPEG). La intención es poder evitar la manipulación de las imágenes captadas en el sensor mediante retoque con software. La iniciativa sale al paso de los cada vez más frecuentes problemas que suscita  en el ámbito del fotoperiodismo o el excesivo retoque al que son sometidas algunas fotografías en el mundo de la moda.

De hecho, algunas de las firmas que han participado en el desarrollo de este formato bloqueado no han descartado que las próximas SLR de gama

profesional tan sólo permitan trabajar en formato RAW o con este nuevo P-JPEG.

Sponsored links

Nikon y Canon ya disponen desde hace tiempo de sistemas de verificación que permiten detectar alteraciones en los archivos, pero se trata de una herramienta más pensada para la fotografía pericial y jurídica que para los profesionales de la prensa.

De todos modos, también los aficionados podrían verse afectados por las restricciones de este formato. Y es que los creadores del P-JPEG han esgrimido un reciente informe en el que se analizaban las fotografías presentes en algunas de las galerías on-line más populares para constatar y denunciar que la adicción a los programas de retoque se ha convertido en un mal endémico.

"Pasan más tiempo delante de la pantalla del ordenador que pensando y tomando la fotografía", han criticado al pedir la inmediata implementación de este formato en la próxima generación de cámaras digitales. "Y el formato JPEG debería ser un formato final, ya que no está pensado para ser editado." Aunque las primeras reacciones de algunos de los más firmes defensores del retoque digital no se han hecho esperar -a estas horas ya circula por la red un manifiesto contra el P-JPEG con miles de firmas, así como decenas de grupos de protesta en Facebook y Flickr- otros colectivos se han sumado a la propuesta.

Sin ir más lejos, los organizadores del Día Mundial de la Fotografía Química ya han sugerido conmemorar cada 28 de diciembre el Día sin Retoque Digital.

Recomendados